domingo, 26 de abril de 2009

Kaufman cierra debate sobre radiodifusión acusando a la izquierda de aliarse con la derecha

El Director de la carrera de Ciencias de la Comunicación, Alejandro Kaufman, cerró el debate del viernes por la noche acusando a la izquierda de “estar teniendo un comportamiento similar al de la Unión Democrática”, que consistió en la alianza entre sectores de la izquierda y fuerzas de derecha para vencer a Perón en el año 1945.


La reacción ante tamaña acusación fue moderada, pese a la indignación de Carlos Mangone quien repetía “no puede estar diciendo eso” mientras avanzaba el parlamento del Director.





La acusación de Kaufman devino de una particular lectura de aquellos discursos que ponían menor entusiasmo en la importancia de la ley. Sin embargo, dichos parlamentos nunca afirmaron que la ley no sirviese, sino más bien que solamente con esta ley no basta (más allá de las observaciones realizadas a algunos pasajes del anteproyecto). Kaufman extrajo de ello la conclusión de que los intelectuales de izquierda proponían no debatir la ley y así favorecer a los actuales grupos económicos, en especial al Grupo Clarín.


"La izquierda está teniendo comportamientos similares a la Unión Democática" - A. Kaufman


La estrategia del Director de la carrera fue construir un razonamiento lógico que incluyera premisas sobre las protestas docentes por reclamo de aumento salarial y la reglamentación de la nueva ley. Si cada vez que un reclamo docente consigue un aumento salarial se lo celebra y no se opina que aún no se abolió el régimen de propiedad privada, por tanto, con esta nueva ley debiera “celebrarse” los avances “conseguidos” y no oponerse a pesar de que queda mucho por hacer. En este sentido, Kaufman también proponía terminar una discusión y fragmentar el objeto a la ley en sí: no importa que ha hecho el gobierno en términos comunicacionales, universitarios, sociales; no importa el gobierno, importa la ley descontextualizada.


El encuentro docente-estudiantil, que se desarrolló en el auditorio de la sede Ramos Mejía de la Facultad de Ciencias Sociales (UBA), duró alrededor de cuatro horas, contó con una masiva concurrencia y tuvo 24 oradores entre profesores y alumnos. En él confrontaron distintos puntos de vista acerca del anteproyecto de ley de servicios de comunicación audivisual que impulsa el gobierno de Kirchner.


Hubo consenso acerca de la importancia de que se haya “quebrado un tabú sobre los medios de comunicación”. La desnaturalización de los medios en tanto negocio es una novedad, y que esta haya permeado hacia otros sectores de la sociedad civil fue mayoritariamente acordado entre los distintos oradores. También se saludó la organización del evento y la participación de los distintos actores de la comunidad académica.


"No puede estar diciendo eso" - C. Mangone


Por el contrario, la discusión fue muy acalorada acerca de la importancia o no que tendría la sanción del anteproyecto. Los ejes que marcaron los debates fueron los de continuidad de ciertas políticas - ruptura novedosa y progresista; fragmentación(analizar a la ley a solas, despolitizada) – totalidad (analizar la ley en un contexto político y ejecutada por un gobierno); ley antimonopólica- ley que crea nuevos oligopolios; entre otros.


Cada orador contaba con 7 minutos para exponer su idea. Cada exposición será expuesta en una página web aún no especificada.

sábado, 18 de octubre de 2008

Para una despedida de Nicolás Casullo

Alejandro Kaufman (publicado en Radar del pasado domingo, página 3)

Nicolás nos dejó como era él, sin estridencias, con pudor y suavidad, pero con la manifestación inocultable de su presencia. Aparte de todo lo que se pueda decir sobre la amistad, el trabajo en común ¿qué vínculo nos unía, nos une? Las instituciones, el campo intelectual tienden sus líneas y sus asimetrías, propician patronazgos y prescripciones. Pero nuestra relación no guardaba esas proporciones que las tramas de fuerza imponen como matrices en las tareas de la reflexión y la enseñanza, o como no nos gustaba demasiado decir, "la investigación y la docencia".

En estos días de duelo, en procura de consuelo, recordé una y otra vez un gesto suyo. Un gesto peculiar que mostraba en situaciones muy específicas, y solo en esas situaciones. Era una expresión que se le dibujaba en el semblante, cuando –en el transcurso de una conversación- algo que escuchaba absorbía su atención. El rostro se le transfiguraba con una expresión de esas que la atención extrema arranca directamente de la mente cuando la alteridad nos atrae en forma de extravío. Su cara adoptaba un aire de escucha sobrecogedora, los ojos desmesuradamente abiertos, los rasgos desplazados hacia arriba y hacia afuera, con una mirada que anunciaba la inminente reflexión o la broma, según el caso. Todo su semblante se convertía en la figura de un oído, como si el interlocutor pudiera llegar directamente a tocar sus fibras más íntimas.

Desde que lo conocí, aquel gesto me intrigó, porque Nicolás era una persona gestualmente austera, cálida, incluso carismática, pero pudorosa y discreta. Aquella apertura de una audición incondicional era siempre un acontecimiento. Y para que ocurriera, era necesario llegar a través de los meandros amigables pero sinuosos de una conversación, en oportunidades y lugares adecuados. Algo, esto último, respecto de lo que Nicolás era muy exigente.

De modo que aquel gesto nada tenía que ver con una emoción ni con un hábito. No era predecible. Creo que no era tampoco fotografiable ni susceptible de filmación, porque la conversación, como él la practicaba, y el registro audiovisual son incompatibles. Ese solo gesto constituía un acto crítico de las representaciones. Porque solo era posible suscitarlo mediante un ritual, un acto irremplazable de la presencia. Me sorprendería mucho, y me arriesgo a decirlo, encontrarlo en una foto suya. Debería ser una que fuera tomada sin su conocimiento.

Narraciones y reflexiones vivas lo suscitaban. Aquellos que tocaran las fibras del asombro y la espera. Tan relativamente infrecuentes eran los estímulos que producían esa actitud suya como necesidad tenía de alimentarse de semejantes avatares. Entonces, pienso, se explica algo que Nicolás hizo tanto y tan bien: crear ámbitos y situaciones en los que la conversación tuviera lugar. Y cuando digo aquí conversación digo también lectura, también estudio. Allí Nicolás fungía –antes que como creador de instrucciones y prescripciones- como escenógrafo, arquitecto, propiciador. De ahí que fuera tan libre y amable trabajar con él, porque mientras ofrecía las condiciones del cobijo y la hospitalidad, participaba el juego de la diversidad y la libertad. Los límites estaban determinados por configuraciones espaciales y atravesamientos. De ahí que cada uno de nosotros, los de Confines, incluido él, transitamos por tantos lugares diferentes, para encontrarnos en aquel en que se incubó siempre una especial densidad. Esa densidad que con distintos matices y estilos compartimos también con otros amigos, y que nos remite a ese otro escenario que tantos habitamos, el del lenguaje deseante de plenitud. En la hora de la despedida, un recuerdo así nos hace más transitable la soledad, que no por compartida con tantos amigos es menos desolada.

martes, 12 de agosto de 2008

De que lado está Proyecto Sur. De Corte X Lozano



S
e vienen publicando en diversos medios,
artículos que cuestionan la posición asumida por Proyecto Sur durante el conflicto
agropecuario. Nuestros propios compañeros y amigos del campo popular nos han
calificado como traidores y enemigos imperdonables. Se ha dicho que queremos
explicar lo inexplicable. A quienes somos críticos con el gobierno se nos acusa
de hacerle el juego a la derecha, mientras se nos dice que, si tenemos
compromiso con la distribución del ingreso, los derechos humanos y la
democracia, debemos cerrar filas con el kirchnerismo. Todos debemos aglomerarnos
para defender al gobierno de un embate de la derecha, aún cuando ignoramos cuán
cerca está el gobierno de ser de izquierda.



Siendo militantes de Proyecto
Sur no comprendemos cómo, quienes critican el lenguaje de los monopolios de la
información utilizan en sus opiniones el mismo discurso que pretenden criticar.
Intelectuales, periodistas y referentes políticos y sociales han adherido a la
dicotomía “campo vs.
gobierno”,
que encubre los conflictos concretos que atraviesan nuestra
sociedad. Todo el que salga de ese esquema pasa a ser un “tibio”
para esta visión. Poco se dijo sobre la concentración y extranjerizaciónde las
tierras que creció en los últimos años, la amenaza que representa el modelo
sojero propiciado hasta ahora, que pondrá en jaque a la “mesa de los
argentinos”. Queda sin contestarlo hecho por el gobierno para defender la mesa
de cuatro de cada diez niños argentinos que a diario padecen un hambre tan
urgente como silenciado por un país que crece a “tasas chinas”. Por su parte,
Proyecto Sur siempre apuntó a salir de ese engaño retórico, profundizando el
debate, con propuestas concretas para superar la crisis, dando herramientas para
encauzar la discusión y que finalmente fueran los ciudadanos quienes decidieran
qué país hay que construir.



En el marco de reducir todo debate a
maniqueas dicotomías se comenzó a decir que votar en contra de la Resolución
125
era alinearse con la derecha, el macrismo, Carrió y la Sociedad Rural.
Podríapensarse desde esa lógica que votar a favor de la Resolución
significaríaalinearse con Julio De Vido, Cargill, Daniel Hadad, Ricardo Jaime o
avalar el robo de nuestra energía, la entrega de la plataforma marítima, la
explotación minera y la ley
antiterrorista
. Sin prestar atención a esta cortina de humo, denunciamos que
detrás de la Resolución 125 se escondían los intereses de los monopolios
internacionales y locales que paradójicamente hubieran ganado mucho más dinero
con esta resolución que sin ella. Tanto Claudio Lozano como Pino Solanas se
manifestaron a favor de aumentar las retenciones y de que estas fueran móviles.
Más aún: fuimos los primeros en presentar un proyecto de ley que sostenía esta
herramienta, mientras planteaba una segmentación apropiada para defender a los
pequeños y medianos productores, motor del desarrollo del interior del país y
saqueados por los pooles y las cerealeras. Estas propuestas no fueron oídas
porel Gobierno Nacional, a quien sólo le importó juntar votos a favor de su
proyecto, sin querer solucionar el conflicto que sus propios errores habían
desencadenado.
Cabe mencionar que Proyecto Sur fue la única fuerza que
denunció en el Congreso el fraude de más de mil millones de dólares llevado a
cabo por las exportadoras. Con esto se recaudarían fondos incluso mayores a los
que se buscaba capturar con la famosa 125. Claudio Lozano, junto al bloque del
SI y Mario Cafiero, propuso crear una comisión investigadora de esta estafa al
Estado, gracias a la cual estas empresas se apropiaban del dinero que debería ir
a la Aduana, cobrándoles a los productores un valor mucho mayor al que luego
devolvían al fisco. Fruto de nuestras denuncias se han empezado a investigar las
trampas que el Estado permitía para este estafa, renunció el secretario Javier
de Urquiza, su cómplice abierto y se condenó socialmente al senador oficialista
y terrateniente Urquía, beneficiario de este negocio. Estos hechos, así como
otros logros y medidas acertadas de Proyecto Sur, son desatendidos por el
periodismo y muchos compañeros, ya alineados con las facciones en aparente
pugna. Fuimos impulsores del Tren para Todos, campaña que ya ha recolectado más
de 750 mil firmas para lograr que el Parlamento trate un proyecto de
recuperación de las vías férreas perdidas durante los '90. Esta medida, junto a
otros beneficios, abarataría el costo de los alimentos, ya que los fletes y
camiones hoy insumen mayor energía con menor capacidad de carga quelos trenes.
No creemos que con esta propuesta 750 mil ciudadanos le hayamos hecho el juego a
la derecha. Menos podemos explicarnos que el Tren Bala, sólo útil para el
turismo de una minoría, sea una medida popular.



Vemos con preocupación un
mecanismo utilizado por el gobierno que, en su afán por vestirse de progresista,
pone en riesgo las banderas defendidas durante años por los sectores populares.
Una discusión técnica se tornó en una batalla donde los derechos humanos y la
democracia fueron puestos en la primera línea de combate. La distribución de la
riqueza y la justicia no son un eslogan electoral, nuestro compromiso debe ser
con nuestras ideas y no con quienes buscan sacar ventaja de ellas. Es por esto
que no podemos sacrificarlas en luchas ajenas. Proyecto Sur siempre apoyó las
medidas para devolver la memoria y la justicia a nuestra sociedad. A su vez
festejamos la decisión de sancionar una Ley de Radiodifusión, siempre que esta
de lugar a nuevas voces y opiniones y no sea un nuevo negocio para los
multimedios que violan nuestro derecho a la información.



Necesitamos
crear una nueva experiencia política que se proponga como principal meta la
transformación de la Argentina. Sus ejes deben ser justicia social y la
soberanía política y económica. Decir que nada esposible fuera del kirchnerismo,
agitando fantasmas que sólo buscan paralizarnos, sólo nos lleva a la resignación
y a otra indefectible derrota. La alternativa a este escenario debe venir de
nuestro pensamiento crítico y el profundo debate de ideas. Sabemos que durante
este conflicto muchos compañerosno estuvieron de acuerdo con algunas de nuestras
posturas. Creemos que la forma de saldar esas diferencias es dentro de la
discusión entre pares, sin entrar en lógicas y mezquindades de quienes quieren
dividirnos. Los convocamos a ellos ya todos los argentinos y argentinas que
quieran una Argentina distinta, a pensar juntos el camino para transformar el
país.


Por militantes de Proyecto
Sur

jueves, 3 de julio de 2008

¿Adonde están las monedas?

El Banco Provincia en el día de hoy me entregó solamente dos pesos en monedas. "Es lo máximo que te puedo dar, están faltando" fue la respuesta que me dio la señora que atiende en la sucursal.



Me estoy refiriendo particularmente al Banco Provincia ubicado en Cabildo y García del Rio, en el barrio porteño de saavedra.

Por desgracia, el tema de la escasez de monedas en nuestro país no es nuevo. Sin embargo, en el último tiempo parecía haber estado solucionado, aunque el fantasma volvió a aparecer. Ahora bien, las monedas... ¿Dónde están? Únicamente escuché rumores que indican que esas monedas estarían siendo vendidas en un mercado negro, transacción en la cual se retiene un porcentaje del valor.

Esta escasez nos afecta a todos (nada que ver con el slogan "ganamos todos"). A los mercaditos chinos, a los kiosqueros -que no te largan una moneda ni que les compres - y a nosotros, los viajeros de los colectivos, que todavía esperamos que llegue una alternativa como puede ser el pago por tarjeta.

Les pido si alguien recuerda el número de teléfono para denunciar al banco que me lo dejen en algún comentario.

Solidaridad con Lalo

Mi compañero de blog Alejandro Lezcano tuvo un problema con el blog BlogBis. El problema surgió a raíz de un comentario en el artículo Mirá como tiemblo.
Lamentablemente este blog no respeta el derecho a la libertad de expresión; tampoco es respetuoso con los comentarios de los demás.
Por lo expuesto, mi repudio a esta actitud.

Photobucket

Photobucket

sábado, 28 de junio de 2008

El diario "Miradas al Sur"

A continuación, un breve análisis hecho por TodasTusCosas.com



Todavía no pude leer este diario aunque me pareció una crítica interesante. Más aún, su dueño es el empresario Sergio Spolsky, quien publicó tapas como esta:


Para leer la primera editorial del diario, hace clic acá

lunes, 9 de junio de 2008